Kowalewski: “Tenía un vínculo militante con la realidad”

kosteki

Por Flavia Fiorio.

El 26 de junio de 2002 Darío Santillán y Maxi Kosteki fueron asesinados por la policía durante la represión en el Puente Pueyrredón, en Avellaneda. Ambos eran militantes del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD). Tenían 21 y 24 años.

Distintos fotógrafos documentaron la represión. Sin dudas, unas de las más representativas fueron las tomas de Sergio Kowalewski, fotoperiodista independiente que capturó el momento y colaboró con CORREPI en el esclarecimiento del caso.

Milita desde los 12 años, formó parte de la FEDE, una división juvenil del Partido Comunista, organización de la que luego se alejó. Fue parte de la lucha por el boleto secundario en La Plata y comenzó a tener vínculo con los organismos de Derechos Humanos. Entiende al fotoperiodismo en un plano militante: “Cuando estoy haciendo periodismo, tengo una responsabilidad social sobre mi trabajo”.

¿El fotoperiodismo es periodismo o es arte? ¿Dónde está lo artístico y dónde lo periodístico?

Ante la elección de una imagen hay una mezcla de arte y fotografía. Sebastiao Salgado, artista brasileño, es uno de los mejores fotógrafos en muchos planos pero en otro punto de vista me da la sensación de que el objetivo queda olvidado. Muestra la miseria y la vida del trabajador pero sucede que cuando se reflejan estas situaciones sociales con un nivel artístico impresionante, el que lo ve termina diciendo “qué pedazo de foto”, y no “qué terrible realidad”. También tiene que ver con quién es el receptor: si exponés en una galería a la que van personas de determinado status social, lo hacés ante gente que percibe la realidad de cierta manera. Por ejemplo, ellos dicen: “Tengo un cuadro hermoso de la pobreza de Brasil, en mi hermoso living”. El arte y el periodismo se mezclan pero depende de la temática. Si abordás temáticas sociales hay una responsabilidad que debe pesar: el fotoperiodista tiene que ser más periodista que fotógrafo. Lo artístico, bienvenido…

¿En qué se diferencia una buena fotografía de una mediocre?

Las imágenes te pegan o no te pegan. Pasa por uno. A mí me gustan los fotógrafos que saben captar el momento preciso. Es cuestión de un ángulo, un segundo.

kosteki1

Dijiste que no se puede desconocer lo que se fotografía. ¿Los fotoperiodistas deben hacer archivo antes de realizar sus coberturas?

Sí. Tenés que saber quiénes son los importantes cuando vas a un acto, si vas a un ámbito social, cuál es la conflictividad, quiénes son los actores involucrados. En deporte hay que ser un poco predictivo: saber quién suele cabecear todos los centros, para captar el momento. La primera impresión no es la correcta muchas veces, es difícil fotografiar lo que no se conoce porque te podés equivocar.

En el caso Kosteki-Santillán, ¿conocías tanto la situación como para decir que esperabas lo sucedido y querías desenmascarar la represión o te viste frente a ella  y tuviste que fotografiarla?

Yo tenía un vínculo militante con la realidad. Unos días antes con algunos compañeros yo charlaba y decía que me iba a resultar incómodo ir a documentar la situación. Teníamos claro que iba a haber una represión, se sabía, pero no de esa magnitud. Nadie se imaginaba balas de plomo. Mi planteo era que yo no sabía qué hacer si mientras fotografiaba, de repente, le pegaban a uno de mis compañeros. ¿Tenía que sacar sólo la foto? Es una sensación media contradictoria porque vos te sentís por fuera y, desde mi punto de vista, no te podés sentir por fuera de la injusticia. Te indigna, hay cosas que indignan.  Entonces mis compañeros me dijeron que como yo tenía las herramientas,  tenía que ir con ese objetivo.

En el momento de la estación con Darío y Maxi, ¿sentías que la foto iba a servir y que era lo mejor que podías hacer o tenías ganas de dejar la cámara e ir a pelearte con el policía?

Siempre se discute qué hacés ante una situación crítica. Una cosa es que vos encuentres una persona herida y no haya nadie para asistirla: ahí deberías largar la cámara y atender.  Ahora, yo no soy médico y había personas que los estaban asistiendo así que tenía que seguir fotografiando. Si vos me decís que acá a la vuelta alguien va a matar a una persona, podés tratar de evitarlo o ir con la cámara y tener la primicia. Por suerte creo que somos más los que haríamos la primera opción.

kosteki3

¿Y cuando ves fotos de gente tirada en las calles de Egipto o niños muertos por gases en Siria… esos fotoperiodistas son de los que se quedarían escondidos en la esquina?

Eso es mucho más complejo. Estás hablando de una guerra. Desde que tengo memoria visual he visto infinidad de fotos de hambrunas en áfrica, de matanzas, de crímenes de lesa humanidad, de tremendas injusticias, bombardeos y la realidad es que va a seguir habiendo de estos trabajos porque el fotógrafo a veces busca ser un disparador. Las imágenes que tomamos sobre lo que pasó el 26 de junio de 2002 no cambiaron la historia sino que fueron disparadores: capturás una imagen y la sociedad la percibe de una manera. En la época del auge del menemismo, del “deme dos”, la gente no hubiese reaccionado ante las imágenes de Kosteki y Santillán como reaccionó en la situación social crítica del 2001. Las fotografías fueron un disparador. Ha habido muertes después del 26 y no hubo la misma reacción social. Lo que cambia la historia es la gente, el pueblo, la sociedad. Vos no vas a poder forzar cambios si la sociedad no los quiere. Si yo como fotógrafo creo que mi foto va a cambiar la historia, me equivoco.

¿Hay límites en tu trabajo: ‘’yo a esto no lo fotografiaría’’?

Una vez yo estaba en Plaza de Mayo y un grupo de desocupados organizó algo que todos los fotógrafos estaban desesperados por sacar  y yo no pude sacar una  foto. Habían hecho una representación de sus hijos chiquitos vestidos de piqueteritos haciendo una representación del piquete. Yo los miraba y decía que no quería que los pibes tengan que hacer lo mismo que sus padres, que tuvieron que salir a pelear por su sustento. Yo quería que el futuro fueran ellos con un librito, el guardapolvo, haciendo un deporte, no sé, no los quería ver así. No los quería condenar a ese futuro. No pude sacar una foto.

Fotos: Sergio Kowalewski

banner-02

LECTURAS RELACIONADAS

Deja un comentario