Mejor que no vuelvas, Manuel Puig

Por Ulises Rodríguez @ulisesroman “Regreso a Coronel Vallejos” es el documental del ciudadano ilustre que nunca llegó a ser ilustre en sus pagos. Manuel1

El filme dirigido por Carlos Castro abrió este jueves la 5ta Semana del Cine Documental Argentino, que se realizará hasta el 21 de diciembre en el Cine Gaumont, con entrada gratuita.

El director reconstruye una parte de la vida del escritor Manuel Puig en General Villegas: el pueblo que lo vió crecer pero que nunca terminó de aceptarlo del todo.

Primero fue “La traición de Rita Hayworth” donde aparece Villegas como escenario pero fue la publicación del libro “Boquitas pintadas” el que condenó al autor por haber “ventilado chismes del pueblo”.

En el pueblo la mayoría estaba convencido de que sus personajes en la novela eran hombres y mujeres que conoció en su infancia; que su madre le contó todos esos chusmerios y él los escribió.

Las tres vecinas. Personajes fundamentales para entender la idiosincrasia de un pueblo.

Las tres vecinas. Personajes fundamentales para entender la idiosincrasia de un pueblo.

 

Varios de sus personajes eran mujeres de buen apellido, hombres poderosos, intocables e intachables para la sociedad villeguense que no leyó el libro como una novela sino como una crónica del pueblo.

“Creo que no es para tanto”, dice una señora mayor que toma el té junto a otras dos vecinas mientras que una de ellas le responde: “A vos porque no te menciona en el libro”.

Si los menciona o no fue la discusión en 1969 cuando apareció el libro. Manuel Puig fue condenado a no volver al pueblo donde pasó las tardes yendo al cine del brazo de madre y en el que creció escuchando música clásica y con pocos amigos por ser “un chico raro” por no decir puto.

El odio era tan fuerte que cuando se estrenó la versión cinematográfica de “Boquitas pintadas” -dirigida por Leopoldo Torre Nilson en 1974- no pudo exhibirse en el cine de Villegas por amenazas de bomba y de que le iban a prender fuego la sala. Los villeguenses tuvieron que viajar a ciudades vecinas para ver la película.

Patricia Bargero, una bibliotecaria que quedó hemiplégica tras un accidente en auto, vive en la que fue la casa del escritor y muchos la llaman “La viuda de Puig”.

Con una pasión formidable Patricia narra esta historia que recorre los paisajes del pueblo al que Puig describió en sus novelas y mete el dedo en los prejuicios de los pueblos: ese sentir constante de que la mirada de los otros siempre está juzgando al de al lado.

“Acá vos vas al teatro y por más que un chiste te cause mucha gracia no te vas a reír a carcajadas porque pensás que van a pensar los otros”, dice un odontólogo de Villegas.

“La Pampa es un espacio sin paisaje, una pantalla donde cada uno proyecta su propia historia”, lee Manuel Puig en un archivo fílmico perteneciente a Felisa Pinto del piloto del programa de televisión “Identikit” que nunca salió al aire.

Carlos Castro, el director, junto a Patricia Bargero, la narradora del documental.

Carlos Castro, el director, junto a Patricia Bargero, la narradora del documental.

Carlos Castro, al igual que Puig, es villeguense y como lo hizo el escritor no busca juzgar a la gente de su pueblo sino reflejarse en sus miradas, en sus creencias, en sus tabúes y hasta en sus resentimientos.

El documental no es del todo sobre Puig, ni sobre Villegas, ni tampoco sobre “la viuda de Puig”. Es un rompecabezas de piezas que no encajan en la vida del ciudadano ilustre de la vida real.

El tipo jodido al que le advirtieron a través de un artículo en la revista Semana -que se titulaba “General Villegas no es como dice Puig”- “mejor que no vuelva: ese será su peor castigo”.

LECTURAS RELACIONADAS

Deja un comentario