Fotos rompecabezas

Por @yuke (Julieta Benedetto).muchcahcos

Última semana para visitar “Apuntes de Maestros. Episodio 1 – Sobre la Influencia. Marcos López señala a Manuel Araya” en la Fototeca Latinoamericana (FoLa) una nueva galería destinada a la fotografía en la ciudad de Buenos Aires

La foto que abre la muestra es una versión contemporánea de  “la cautiva”. En medio de un campo amarillo, bajo el cielo argentino, una adolescente cautivada por un joven motoquero en cuero con escopeta, escoltado por otro motoquero en musculosa de morley y una mujer en una scooter.  De allí, hacia un lado y otro de la sala, se despliega a todo color el universo de Inriville -pueblo del sur cordobés- donde nació y vive Manuel Araya.

Hay otras fotos sobre el imaginario nacional: un hombre sobre una cama de antigua con la gallina de los huevos de oro; un poster de Evita colgado desde hace décadas en el mismo lugar del boliche donde toman el vermut los parroquianos. En algunas imágenes, Araya juega con las leyes de la gravedad, al montar una escena utilizando el piso como pared, o una escopeta colgada de un par de globos rojos. Y se destacan los retratos de vecinos del pueblo, que encarnan lo que son, para el registro del fotográfico de su cotidianeidad: el mecánico en el taller, el albañil con un pala, el verdulero con una ristra de ajos en la verdulería, unos policías tomando mate en la seccional.

También fotografía en una sala del caserón antiguo donde vive, que acomodó como estudio, pero donde dejó intactas las huellas del paso del tiempo, paredes descascaradas, bombitas de luz tenues, humedad. Ahí hizo una muy bella: una pareja de jóvenes, ella con tapado de piel, él detrás con un ramo de flores.  Araya me contó la historia de los personajes “Él era compañero de mi hermano. Ella es de Buenos Aires, la conoció de forma virtual. El viajó para conocerla en persona, se quedó para conquistarla y lo logró. Un día volvió para presentarnos a su novia”. Y ahí el fotógrafo del pueblo se ofreció a retratarlos.

En la charla que mantuvimos le pregunté cómo trabaja las fotos -por esa sensación que dejan las imágenes, de estar suspendidas en otros tiempos, en una composición extraña a la percepción-: “Uso un objetivo de 50 mm que no me permite distancia. Le pido a las personas que se queden quietas mucho tiempo y hago 6, 8 fotos, que componen una imagen final”. Antes las imagina, las dibuja, y luego las compone en espiral, como un rompecabezas,. El tiempo que reflejan es el mismo de las fotos antiguas, la diferencia es que el tiempo Araya lo usa para romper la perspectiva.

 

Transformación

 

En letras de molde de diferentes colores dice ARAYA. La muestra se vuelve instalación. Hay una máscara, un caballito de madera -elementos que aparecen en diferentes tomas-; en el piso un fardo, tierra. En una esquina, en una superficie redonda, el retrato de su mamá está apoyado sobre libros marcados por ella, profesora de literatura. En la otra esquina, un tv plano sobre un sillón floreado que en loop muestra a Araya en primer plano mientras habla, canta, se broncodilata y mira a cámara, cámara del maestro que lo señala: Marcos López. Las imágenes se desbordan de las fotos y ocupan terceras y cuartas dimensiones, con líneas y números que continúan pintados sobre la pared, que refuerzan la sensación tridimensional que tiene el trabajo montado.

Tanto el alumno como el maestro dedican tiempo a otras artes: López al cine, a la pintura, Araya a la música, a la escritura. Por eso en la inauguración hubo un pequeño recital en el que Manuel con su guitarra cantó milongas, tangos y valsecitos. Y López aprovechó su rol de director, y filmó plano y contra plano para una película, un videito para instagram, otro para fb, y la sala también se convirtió en un set de filmación improvisado por unos instantes.

 

Tal como le gusta al maestro

 

A fines de marzo Marcos López armó una conferencia con su alumno y convocó a Rafael Spregelburd para que vaya con su personaje de “el crítico”, de su obra “Apátrida”. Los conferencistas ensayaron la presentación vía Facebook, con posteos de ideas, consignas, y divertidos instructivos. Fue una operación a corazón abierto, que da cuenta por un lado de la generosidad de este trío genial, y por otro, de cómo las tecnologías pueden utilizarse como medios de formación riquísimos.

(extracto imperdible del post sobre el ensayo)

marcoslopez
marcoslopez1
marcoslopez2

De esa conferencia desopilante hay dos crónicas muy buenas que pueden leerse online, una de Diego Erlan, y otra que escribió Spregelburd en su columna semanal. También se puede leer una reseña interesante de Julia Villaro.

 

Bajo influencia

 

López y Araya comparten -más allá del imaginario y paleta de colores-,  una forma de trabajo, que es el montaje de la escena, la composición y el tiempo de la toma. Un tiempo prolongado de quietud del modelo, que impregna la imagen de algo más que lo visible. Así el registro simil cotidiano nacional clase media que ambos registran, queda impregnado de un tiempo reto.

López denomina su etapa “pop latina”, Araya podría estar en un “hiper-neorealismo argentino”. Las poéticas de maestro y alumno no se yuxtaponen, tienen fraseos diferentes, aunque ambos concuerdan en un punto: es el dolor que hace ir hacia la belleza, que a veces también es extenuante.

Como en vasos comunicantes, López juega -en imágenes subidas recientemente a Facebook- con escenas y objetos que citan a las del alumno. Y Araya también, ha comenzado a sumarle a las fotos relatos. Así los encuentros demuestran que uno solo llega hasta cierto punto, pero con otros siempre mucho más allá, hasta lo impensado, donde se encuentra la magia, el arte, el amor. Lo vital ocurre bajo influencia, y quizá es así que podemos acceder a la fuente que tiene la potencia de lo infinito.

 

Para agendar

 

“Apuntes de Maestros – Episodio 1: Sobre la Influencia. Marcos López señala a Manuel Araya” Hasta el 1 de mayo en la Sala 2 de FoLa, Godoy Cruz 2620. CABA. Todos los días -excepto los miércoles- de 12 a 20 hs. Gratis

Apuntes de Maestros proyecto de Hernán Giagante. Durante el año habrá 3 Episodios más: Episodio 2 Juan Travnik/Néstor Crovetto – Episodio 3 Luis González Palma/Pablo Boneu  – Episodio 4 Gabriel Valansi/Jasmine Bakalarz.

Las cuatro muestras se verán también en las sedes de la Alianza Francesa que se encuentran en diferentes ciudades del país. A estar atentos.

reseña

LECTURAS RELACIONADAS

Deja un comentario