Soberanía Regional: El ParlaSur y su importancia en la consolidación del proceso de integración latinoamericano.

Nuevas perspectivas y posibilidades para profundizar el proceso de integración regional a partir de la elección popular directa de los miembros del Parlamento del Mercosur (ParlaSur).
Con la aplicación de la Ley 27.120 en las recientes elecciones nacionales del 9 de agosto -PASO- y en las próximas del 25 de octubre -generales- la Argentina se convierte en el segundo país, luego de Paraguay, en cumplir con el Protocolo Constitutivo del Parlamento del Mercosur que establece que sus integrantes serán electos por el sufragio universal, directo y secreto de los ciudadanos, de acuerdo a la legislación de cada Estado.1 El Protocolo fue firmado en diciembre de 2005 por los entonces presidentes Néstor Kirchner de Argentina, Luiz Inacio Lula Da Silva de Brasil, Nicanor Duarte Frutos de Paraguay y Tabaré Vázquez de Uruguay, además de los respectivos Cancilleres, entre ellos Jorge Taiana por la República Argentina.
En abril del 2013 Paraguay se convirtió en el primer país en elegir a sus representantes mediante el voto directo y universal; Brasil los elegirá en 2018 y Uruguay en 2019, restando fijar fecha Venezuela y Bolivia -una vez ratificado su ingreso-. El ParlaSur cuenta actualmente con 187 parlamentarios de los cuales 43 pertenecen a la Argentina, 75 a Brasil, 33 a Venezuela, además de Paraguay y Uruguay que cuentan con 18 parlamentarios cada uno.
Sin dudas que la elección de parlamentarios mediante el voto directo representa un avance en la consolidación institucional del organismo, otorgando mayor legitimidad democrática y generando en la población un importante grado de concientización sobre su ciudadanía regional, además permite proyectar avances en la conformación de nuevos organismos regionales como el Parlamento Suramericano (Parlamento de UNASUR).2
El proceso de integración regional iniciado por los entonces presidentes Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Lula Da Silva, ha significado una nueva etapa en la política latinoamericana, estableciendo las bases de un nuevo proceso de integración político regional, que le ha permitido a Latinoamérica fijar su propia agenda en el concierto internacional rompiendo con la hasta entonces supremacía hegemónica de Norteamérica en la política continental. El rechazo al Tratado de Libre Comercio -ALCA-, durante la Cumbre de las Américas de Mar del Planta, en 2005, acontecimiento del cual se cumplen diez años el próximo 5 de noviembre, constituye una fecha simbólica para el lanzamiento de este nuevo bloque regional. La creación de la UNASUR, en 2008, permitió seguir avanzando y profundizar institucionalmente el proceso de integración. En mayo de 2010, Néstor Kirchner fue elegido como primer Secretario General de la Unasur3 , destacándose por su activa participación en la consolidación del organismo.
El proceso de integración se instrumenta por diversos organismos regionales como el MERCOSUR, UNASUR y CELAC, si bien Unasur es el que genera mayor expectativas por su amplitud y alcance, el Mercosur cumple un rol de avanzada al ser el organismo activo más antiguo. A pesar de estar integrado por solo seis países el Mercosur cuenta con las principales economías de la región Brasil, Argentina y Venezuela, concentrando más del 80% del PBI de toda Sudamérica, más del 80% de la superficie sudamericana y más del 70% de los habitantes de América del Sur. Mercosur tuvo su origen en la coyuntura de gobiernos neoliberales en la región que perseguían acuerdos de libre cambio aduanero y comercial, pero el proceso político iniciado a comienzos de Siglo por Chávez, Néstor y Lula tiñe al Organismo con una impronta más política y social. La incorporación de Venezuela y Bolivia han significado un avance de importancia estratégica y geopolítica, que le otorga mayor representación cultural, política y económica al Mercosur.
Actualmente los gobiernos progresistas de la región se encuentran bajo el acecho constante de las oligarquías locales y de los poderes económicos internacionales que buscan generar un escenario de crisis institucional para desgastar y deslegitimar a estos gobiernos, persiguiendo con ello intentar volver a instaurar políticas neoliberales en la región. El ataque de Fondos Buitres contra la soberanía económica de la Argentina, los continuos intentos de desestabilización política y económica en Venezuela y Ecuador, los aprietes y presiones contra la gestión de Dilma Rousseff en Brasil, son solo algunos de los ejemplos del intento por frenar el proceso anticolonial latinoamericano.
La elección directa de los Parlamentarios del Mercosur, el avance en la incorporación plena de Bolivia a dicho organismo4 y la inauguración de la Sede permanente de la UNASUR en diciembre de 20145 constituyen enérgicos intentos por retomar la iniciativa en el proceso de integración bajo un contexto mundial y regional que asoma con muchos desafíos.
La agenda regional para la próxima década deberá pasar por el fortalecimiento democrático de la región, la consolidación de un organismo financiero regional como el Banco del Sur, la generación de un marco normativo internacional que proteja la soberanía económica de los países frente al ataque de capitales especulativos, la integración logística, tecnológica, de transporte y de comunicación, la complementariedad de las economías regionales, la defensa de la soberanía territorial y de los recursos naturales entendida como una cuestión continental, la creación de una Fuerza Humanitaria de Paz que permita prevenir posibles conflictos y evitar toda posible injerencia extra-regional en el continente, la coordinación e integración en la persecución del crimen organizado interjurisdiccional, una política regional soberana en materia de drogas y un plan de desarrollo social y cultural que integre a toda región.
Eric Fernandez
Abogado
ericfernandez@live.com.ar

NOTAS:
1 Protocolo Constitutivo del Parlamento del Mercosur. “Artículo 1º Constitución. Constituir el Parlamento del MERCOSUR, en adelante el Parlamento, como órgano de representación de sus pueblos, independiente y autónomo, que integrará la estructura institucional del MERCOSUR. El Parlamento sustituirá a la Comisión Parlamentaria Conjunta. El Parlamento estará integrado por representantes electos por sufragio universal, directo y secreto, de acuerdo con la legislación interna de cada Estado Parte y las disposiciones del presente Protocolo. El Parlamento será un órgano unicameral y sus principios, competencias e integración se rigen según lo dispuesto en este Protocolo. La efectiva instalación del Parlamento tendrá lugar, a más tardar, el 31 de diciembre de 2006. La constitución del Parlamento se realizará a través de las etapas previstas en las Disposiciones Transitorias del presente Protocolo.”
2 www.parlamentodelmercosur.org/innovaportal/v/9719/1/parlasur/avanza-el proceso de conformacion-del-parlamento-suramericano.html
www.youtube.com/watch?v=vs8jX03qjok
www.consuladodebolivia.com.ar/2015/07/17/bolivia-ingresa-hoy-al-mercosur-como-miembro-4 pleno/
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-261458-2014-12-07.html

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.