#RompamosElTechoDeCristal

Rompamos el techo de cristal fue una charla debate sobre las cuestiones ligadas a los derechos de las mujeres y su difusión de diversas maneras a la sociedad en su conjunto realizada ayer en el Museo Evita. Este evento fue el primero dentro del marco del homenaje que se realizará todo el mes de mayo por el 97º Aniversario del Natalicio de Eva Perón. La charla fue organizada por la periodista Ingrid Beck, la economista Mercedes D’Alessandro y la consultora en Comunicación Ana Correa.

A un mes de cumplirse el primer aniversario de la marcha #NiUnaMenos las periodistas, Angela Lerena, Tamara Tenembaum, Hinde Pomeraniec, Paula Rodríguez, Valeria Sampedro, Carolina Martínez Elebi, Ingrid Beck y Mercedes D’Alessandro; la diputada por el FpV Cristina Álvarez Rodríguez; la “artivista” Milena Pafundi, y la actriz Malena Pichot., expusieron sobre la desigualdad de género que existe en nuestra sociedad y sus experiencias dentro de la “sociedad patriarcal”.

Mujeres sin paredes ni techos de cristal

“Lo primero que me paso cuando llegué a Canal 13 fue que me agarró el jefe de maquillaje y me dijo a modo de bienvenida que tenía que depilarme las cejas”,  así  Valeria Sampedro empezó a contar  su experiencia a partir de su trabajo en TN. Además dijo que las mujeres que trabajan en televisión tienen que llegar una hora antes que los hombres para maquillarse y peinarse porque necesitan estar “más o menos presentable”.  Por su parte la periodista deportiva Angela Lerena también sufrió imposiciones en cuanto a cómo tenía que vestirse en la televisión y llegó a pelearse con los vestuaristas, quienes les respondían alegando a que ella estaba “encaprichada” por no querer ponerse un escote o un vestido ajustado para hablar de fútbol.  Su conclusión fue” los techos de cristal son esas barreras de la sociedad patriarcal cuando le asigna un rol inferior a la mujer y no la dejan salir de ahí”.

Cristina Álvarez Rodríguez dijo: “Está naturalizado que por ser mujer  te va muy bien en educación, cultura y desarrollo social”. Agregó que siempre las mujeres en la política quedan relegadas al segundo puesto como secretaria de ministro o vice aunque rescató que hay un avance a partir de que “tenemos una gobernadora mujer y tuvimos una presidenta elegida por el voto popular”. Otro de los avances que rescató fue que a partir de Ni Una Menos se visibilizó la “construcción de igualdad” que se necesita hacia al futuro.

Pichot dijo que el trabajo no remunerado“es un eslabón del capitalismo que necesita ser machista para que nos quedemos en la casa”.

 

Mercedes D’Alessandro una de las impulsoras del blog Economía Femini(s)ta decidió hablar sobre el trabajo doméstico no remunerado. “Las mujeres realizamos 2,6 horas diarias más de trabajo no remunerado que los hombres en el mundo”, y agregó que es importante porque formar parte de otro “techo o piso de cristal” ya que este trabajo, que lo hacen mayoritariamente las mujeres y se lo denomina como el “trabajo del amor”, invisibiliza un trabajo que es “fundamental para que nuestra sociedad funcione” y que afecta la calidad de vida con el tiempo de ocio de las mujeres. Malena Pichot agregó: “es un eslabón del capitalismo que necesita ser machista para que nos quedemos en la casa”.

Elebi:”El machismo también esta en las mujeres”

Por su parte Carolina Martínez Elebi quien integra el grupo de comunicadoras Chicas poderosas y es egresada de Comunicación Social contó su experiencia en el ámbito de la tecnología en donde sus compañeros y sus jefes eran “todos hombres”. “En el sitio nos juntamos para compartir nuestras experiencias ya que en la mayoría de los medios los hombres con menos formación se les da la oportunidad de ascender por sobre una mujer que está capacitada “. Y cree que el problema principal es que “el machismo también está instalado en las mujeres”, ya que cuando una asciende el resto se pregunta por qué habrá sido. En cambio con los hombres ascienden por su capacidad.

Feminismo para las masas

Hinde Pomeraniec fue quien empezó la segunda mesa leyendo un escrito donde relató su experiencia en las redacciones. En lo personal destacó que se siente “satisfecha” porque hoy escribe en su columna semanal en La Nación sobre historias de mujeres: “Aunque tengo que inventarme temas todas las semanas y no escribo sobre política, puedo darme el gusto de escribir sobre lo que quiero y como quiero”.  Porque dice que a partir de la escritura de las historias de vida de diversas mujeres, ella advierte que puede llegar a un público nuevo o “no tan familiarizado con el tema” y a través de la divulgación lograr “sacar de la indiferencia”.

“Cuando le pedís un texto de perspectiva personal a los varones les tenes que pedir que te cuenten también del tema porque se explayan demasiado”, dijo Tamara Tenembaum editora de la revista digital La agenda sobre su experiencia personal en su trabajo. “Con las chicas pasa todo lo contrario porque están acostumbradas a esconderse para no quedar pegadas al estereotipo de la minita que habla de sí misma”. Para finalizar decidió reflexionar sobre el mito de que  “las mujeres que se odian” entre sí que es una herramienta del capitalismo que “nos quiere solas”.

Milena Pafundi: “La lucha es contra el heteropatriarcado, no  contra los hombres”

Paula Rodríguez habló de su experiencia en revista Luna que para ella fue un lugar de “poder llevar el feminismo a lo masivo” por su carácter popular. Desde esa revista buscaban representar la belleza a través de mujeres que trabajaban e impulsar leyes como la ley de salud reproductiva. Por esto último lanzaron una campaña con el objetivo de que cada chica conociera a quien la pudiera atender en caso de que tuviese dudas y tuvo que ir a charlas en tres barrios. Ahí vivió situaciones que la pusieron incomoda porque había personas que no comulgaban con su pensamiento y eso la llevo a pensar en qué resultados se obtienen cuando “uno se junta solo con la gente que piensa bien”. Por eso reivindica estos lugares “incomodos” que la hacen otro tipo de “techos”.

“El artivismo feminista es para generar un cambio en la situación de género y eliminar el patriarcado”, dijo Milena Pafundi, encargada del Área Audiovisual y Archivo en el Ministerio Público de la Defensa (CABA), para explicar el “artivismo”. “No buscamos eliminar a los hombres, tampoco es un genocidio contra ellos”, aclaró porque en muchas conversaciones cuando dice que buscan la eliminación del patriarcado, por lo general, los hombres se sienten atacados. Y agregó que la lucha es contra el “heteropatriarcado”.

A través de estas mesas las convocantes y quienes participaron buscaron romper  ese “techo de cristal” porque visibilizaron experiencias que a todas las mujeres les pueden pasar, y les pasan, todos los días en todos los ámbitos. Así lo demostró en el cierre a cargo de la directora de Revista Barcelona Ingrid Beck que hizo que todas las mujeres en el auditorio que hayan sufrido algún tipo de violencia de género levantarán la mano y en menos de un segundo todas las manos estaban alzadas.  Además anuncio que para el 3 de junio se lanzará, a través de una web, el “Primer índice nacional de violencia machista”, una plataforma con encuestas en la que está trabajando en conjunto con el licenciado en Ciencias de la comunicación y docente en técnicas de investigación en opinión publica Martín Romeo.

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.