Ricardo Balbín: El político que no fue

Ricardo_Balbin_joven.JPG

Ricardo Balbín vivió la historia como el político que “no fue”.Tenía 12 años cuando vivió la política como una multitudinaria procesión de personas que festejaban el primer voto secreto, universal y obligatorio y 50 cuando vio por primera vez la puerta del penal de Olmos, mientras su principal opositor político y rival en la vida, asumía el poder.

 

La lista de frustraciones que hicieron de este hombre un no-político comenzó en 1928. Ya recibido de abogado en La Plata participó activamente en la campaña de la segunda presidencia de Yrigoyen quien, tras dos años de asumir el cargo, fue derrocado por José Evaristo Uriburu, el mismo que cancelaría las elecciones democráticas, y por lo tanto cualquier asignación de cargos, por las que Balbín llegaría a conseguir el puesto de Diputado de la provincia de Buenos Aires por la Unión Cívica Radical (UCR).

Balbin_en_Olmos.jpg

Estos primeros pasos falsos en su carrera no lo desanimaron, en 1946 fue electo Diputado Nacional y presidente del bloque radical, cargo que ejercería por tres años en un marco de persecución política y censura de parte del gobierno de Juan Domingo Perón, quien terminaría por expulsarlo del Congreso Nacional y encarcelarlo por primera vez en el penal de Olmos, pero no por última.

 

La historia se repitió siempre de la misma manera, en 1954 tras perder las elecciones presidenciales contra Perón, vuelve al penal por su calidad de opositor. Una vez en libertad Balbín insistiría en lo que parecía una broma pesada, con gran estrategia política sede el puesto en las elecciones presidenciales de 1963 a Arturo Illia, quien ganó la elección, pero que también fue derrocado tres años después.

UCR1973.jpg

“El que gana gobierna y el que pierde ayuda”,
declaró Balbín diez años mas tarde, justo antes de que el peronismo le ganará otra vez el puesto que se proponía ocupar. Esta cita es la reflexión de un hombre cuyo amor por la política lo llevó de ser un niño de 12 años anonadado por una multitud y una idea de sana honestidad, a un icono del radicalismo que podría “haber sido” pero cuyo destino era no ser.

…………………..

Balbín falleció en La Plata en 1981. En una época donde las manifestaciones publicas estaban prohibidas, una multitud lo despidió en su funeral. Tal vez, hasta hayan sido los mismos de aquella primera iniciación.

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.