Mío, mío ¡MÍO!

Ensayando sobre los derecho autor. ¿Angelicales protectores de lo nuestro o diabólicos castradores? Lo que escribo es mío,y para otro, pero que no se olvide que es mío, eh. Kodama y Sarlo. Aquiles y Sherlock Holmes. Bucay y Anna Frank. Todos bailan el vals de la propiedad intelectual, todos a su manera. Nadie, en definitiva, sabe hacerlo. Porque la forma correcta todavía no está descubierta.

Etiquetas: autor, derechos, Ensayo

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.