Gustavo*

Cuando tenía 19 ya conocía tu locura y comenzaba a presionar mis primeras
notas en la guitarra. Ahora, a merced de la inspiración escribo sobre vos.
Sabíamos que todo era una bomba de tiempo, de aquella explosión que algún
día te dibujaría alas para tocar junto a Hendrix. Luego de tu partida hoy ya no
soy yo, pues se va otro con quién conocí el arte, esa expresión del alma
llamada música. Ojalá Dios nos libre de las personas que juzgan sin conocer
el crimen de robar letras de un abecedario y convertirlas en poesía. Me quedo
aquí, no sé si mejor o peor, pues no conozco el sabor del no volver jamás, sólo
quiero decir Adiós Gustavo, y bienvenido al mundo de los próceres de la
música Rock.

Etiquetas: argentino, cerati, gustavo, Rock

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.