Gato Negro

Nunca dejes las ventanas abiertas. Se te puede meter un gato negro y hay que estar preparada para enfrentarlo.

 

Gato negro que caminás por los bordes de su ventana, no entres.

Son tan lindas las noches de este verano…seguí caminando por los bordes  bordados de la luna.

No busques a su gata blanca detrás de su ventana.

Gato negro dejala en paz. No traspases los bordes de la ventana blanca. La gata Luna no está.

Gato negro dejala en paz. ¿No ves que no quiere hacerte daño? ¿No ves que no te tiene miedo?

Ella solo quiere tostaditas con manteca por las mañanas en el desayuno.

Ahora está tranquila y vos venís a perturbar su mansedumbre. No la acoses. No le robes la comida cuando se distrae. No quiere estar en guardia siempre.

Ella es buena, pero no la provoques porque no sabés en qué puede terminar todo y ¡vos sos tan lindo! con esos ojos amarillos y el pelaje tan negro azabache, tan brillante.

Gato orondo. No te conformaste con robarle las milanesas. Fuiste más lejos: no debiste interrumpir sus sueños ni mearle los almohadones de plumas.

Alteraste su rutina… ya es tarde ¿qué esperabas? Tensaste demasiado la cuerda y su paciencia.

Caminaste por el borde y caíste al abismo.

Gato negro. Bolsa negra.  Gato encerrado. Camión de la basura.

Chau gato.

Ella sólo quería comer tostaditas con manteca por las mañanas en el desayuno.

 

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.