Chillan. Cabalgamos féminas!

Chillan. Cabalgamos féminas!
No garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo es lo mismo que asumir la complicidad de las muertes por clandestinidad.
La interrupción del embarazo no deseado existió, existe y existirá.
El debate público dejó expuesto que el negocio es millonario -en billetes- en clínicas que ni un solo, mal llamado, provida, denunció.
Pero lo que aquí se debate no es la “vida humana” de la mujer muriente por aborto clandestino ni la posible “vida humana” en gestación. Se debate quién tiene el Poder de decidir por sobre los demás.
Si los católicos antiderechos quieren imponer sus dogmas -sin fundamento en la revelación- al resto de la sociedad, sean éstas mayorías o minorías, lo hacen como muestra de Poder, de Poder Joder, justamente, la “vida humana” que por definición es libertad.
La iglesia caótica se encuentra en crisis mundial. No sólo por falta de adeptos en todas las latitudes. Ése no es problema nuevo. La crisis la padece desde la putrefacción que la corroe por dentro. Ya no es mal olor. La m…ha rebalsado sus recintos para, solo por citar una de sus metodologías aberrantes, destruir la vida de niños y niñas concretos y existentes… como de otros no tan niños pero psicológicamente vulnerables y débiles a las jerarquías eclesiásticas. La crisis mundial ha cercado la iglesia a latinoamérica. No tiene ya salida. No se puede permitir dejar apagar el último rescoldo que le queda en el mundo, aunque su tiempo está contado. Es inevitable. Su historia chapucea en océanos de sangre de “vida humana”, ¿qué no hará la bestia por sobrevivir? Sin embargo, mas chilla porque muere.
En Argentina, con un papa argentino, batalla su final…Linda paradoja. La altura de los tiempos con rostro de mujer, la espantará en su propia misoginia como Drácula chamuscado por el crucifijo contra el que batallaba resentido.

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.