Análisis de Call of Duty Black Ops 4

Call of Duty es sinónimo de acción y superventas. Pero Call of Duty también es sinónimo de numerosas entregas y algo de fatiga para los fans. ¿Qué mejor que darle una (cierta) vuelta a una de las sagas más exitosas de la historia e incorporar las tendencias que triunfan en la actualidad? Eso es Call of Duty Black Ops 4: una pequeña reinvención que aprovecha la popularidad de la saga y los elementos que la han llevado a la cima de ventas para mezclarla con las modas actuales de juegos. El resultado es un cóctel explosivo y en decenas de horas de diversión, sobre todo en línea.

Para empezar, destacar que Call of Duty Black Ops 4 no el juego habitual al que nos tenía acostumbrado Activision, sobre todo porque desaparece el clásico modo Campaña. Es decir: hay que olvidarse del modo hitoria, de las cinemáticas, de los argumentos estirados y de la sobrecarga de explosiones. Call of Duty Black Ops 4 es otra cosa: aprovechar al máximo la conexión a internet y los zombis, uno de sus rasgos distintivos.

Blackout, la joya de la corona

Empezando por internet, Call of Duty Black Ops 4 innova con el lanzamiento de Blackout, su modo Battle Royale. Es decir: los fans de PUBG o Fortnite sabrán de lo que hablamos. Un total de 88 jugadores aterrizan en un mapa (que recupera espacios míticos de la saga). Tienen que lograr armas, protecciones, munición, objetos… e ir eliminando uno a uno al resto de contrincantes. Solo puede quedar uno en el mapa, que se va cerrando poco a poco.

Solo hay que ir a Twitch para ver que este modo es un exitazo. Quizá sea una moda pasajera, pero Activision/Treyarch aciertan con el planteamiento de Blackout, el mapa, el ritmo y la gran cantidad de armas. Quizá solo peque en que la sensación en los disparos no es del todo rica, pero en el resto hay poco a reprocharle. El mapa fluye, con gran variedad de escenarios, y las partidas son amenas y sin muchos tiempos en blanco.

Multijugador y zombis

Siguiendo con internet, encontramos el Multijugador Competitivo. En este caso, como en anteriores ocasiones, estamos ante combates por equipos (hay que elegir personaje, cada uno con sus armas y habilidades) que mezclan elementos vistos en anteriores ediciones pero sin florituras; es decir, son ahora más realistas, y gana peso la estrategia. En este modo encontramos 14 mapas.

Después, encontramos uno de los elementos característicos de la saga: los zombis. En tres campañas diferentes, los jugadores del modo Historia encontrarán en este ámbito un minisustituto. Como en anteriores ocasiones, habrá que ir matando zombis a diestro y siniestro, resolver puzzles, ir cambiando armas… Uno de los modos más logrados y que, además, no precisa de conexión multijugador.

Attachments

Discusión (0)

No hay comentarios para este documento aún.

La generación de comentarios ha sido deactivada en este documento.